translation missing: es.general.sidebar.text

COVID-19: 6 hábitos de higiene infantil que previenen enfermedades

Si algo positivo ha tenido esta pandemia de Coronavirus es que hemos tenido más tiempo para nosotros. Y eso incluye, en el caso de los padres y madres, poder pasar más rato con nuestros hijos. Jugar con ellos, ver de primera mano cómo va su desarrollo y, cómo no, enseñarles algunas cosas. Una muy importante es que, “aprovechando” la situación actual, podemos reforzar ciertos hábitos de higiene infantil valiosísimos tanto ahora como en el futuro.

Hábitos de higiene infantil que podemos reforzar durante este confinamiento


1. APRENDER A LAVARSE BIEN LAS MANOS

Es probablemente el hábito más básico, pero quizá también el más valioso para combatir al virus. Ya hemos visto cuál es la mejor manera de lavarse las manos tanto para adultos como para niños, pero a menudo, la falta de paciencia o atención de estos últimos puede ser un hándicap.

Un buen consejo es gestionarlo como si de un juego se tratase. Por ejemplo, dibujándoles cada mañana pequeños y divertidos virus alrededor de la mano y marcarles un reto como que al final del día estos virus deben haber desaparecido. ¡Y solo vale hacerlo lavándose las manos! Así seguro que se acuerdan de lavarse las manos antes y después de comer, al irse a dormir… Y, si lo logran, podemos recompensarles de alguna manera para reforzar esta actitud tan positiva.

Otro gran método para asegurarnos que se limpian las manos durante el tiempo indicado es hacerles tararear el cumpleaños feliz 2 veces seguidas. Eso hará que estén concentrados durante esos más o menos 20 segundos que dura esta acción.

No olvidemos ponérselo fácil. Si no llegan bien a la pica podemos hacer del bidet su lavamanos personal. Si no disponemos de uno podemos incorporar al lavabo un pequeño escalón o taburete para que puedan lavarse las manos con comodidad. Y si toca salir de casa recordar llevar con nosotros un pequeño frasco de gel higienizante de manos para mantener sus manos limpias en todo momento.

2. TAPARSE AL TOSER, ESTORNUDAR Y SONARSE

Recordemos que a los niños les afecta poco (o nada) la COVID-19. Sin embargo, pueden ser potenciales portadores del virus. Por eso es importante habituarles a taparse la boca al toser o estornudar. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo. ¿Conoces el dab? Puede que ellos sí y si no, les va a encantar. Se trata de un paso de baile que se puso de moda hace algún año y que es algo parecido a esto:



Puedes vincular este divertido movimiento al estornudo o tos fácilmente empezando tú y retándole a hacerlo cada vez que lo necesite.

Si ves que toser en el codo le resulta complicado es momento de simplificar. Pídele que use las manos para retenerlo con la excusa de cazar al estornudo o medir su velocidad. A los niños les divierten las cifras altas, así que prueba tú primero con un “Wow, este iba a 4.000 km/h… ¿a cuánto van los tuyos?” Recuerda que después deberéis lavaros las manos.

La misma idea de convertirlo en un juego funciona también para sonarse la nariz. Un “¿quién hace más ruido?” puede ser una manera fantástica de que empiecen a acostumbrarse a usar pañuelos para retener los posibles gérmenes.

3. NO TOCARSE LA CARA CON LAS MANOS SUCIAS

Reconozcámoslo, a los niños les encanta meterse los dedos en la boca, frotarse los ojos…hasta hurgarse la nariz. Pero si no tienen las manos limpias este hecho tan natural para ellos puede convertirse en un potencial foco de infección.

Para estos casos lo más recomendable es explicarles, en sus palabras y sin un tono alarmista, la existencia de microscópicos microbios y virus y cómo estos pueden pasar fácilmente a nuestras manos y organismo. Entender la situación y poder resolver sus dudas de manera abierta a menudo les ayuda a racionalizar y comprender la importancia de lo que les estamos explicando.

4. BAÑARSE SOLOS POR PRIMERA VEZ

A partir de los 5-6 años a los niños no les gusta que se les trate como a niños. Su edad se mide con los dedos de una mano (o más) y, según su criterio, merecen ya ser “grandes” o “mayores”.

Podemos sacar partido de este hecho para, durante esta cuarentena, animarlos a bañarse solos. Evidentemente no va a ser una labor de un día, pero sí que podemos enfocarlo como un objetivo a un mes vista. Algo así como “cuando vuelvas al cole, te bañarás solo como los mayores”. Durante los siguientes días deberemos enseñarle, poco a poco, cómo lavar las diferentes partes del cuerpo y dejar que él o ella vaya experimentando por si mismo bajo nuestra supervisión. Poco a poco irán interiorizando todos esos conocimientos hasta que, de pronto, podrán hacerlo solos.

5. LIMPIARSE CUANDO VAN AL BAÑO

Esta es otro hábito de higiene infantil que les puede ayudar a reforzar su independencia y a sentirse más “mayores”. Sin embargo, conseguirlo tampoco será flor de un día. Necesitaremos irles instruyendo de cómo hacerlo e ir dejando que ellos tomen el control paulatinamente. Además es un momento ideal para reforzar el lavarse las manos con el antes y después de ir al lavabo.

6. MANTENER LIMPIA Y ORDENADA SU HABITACIÓN

Una de las grandes preocupaciones domésticas durante este confinamiento ha sido y es mantener nuestra casa limpia de coronavirus.  De hecho, es probable que hayamos multiplicado nuestros esfuerzos por tenerlo todo desinfectado en todo momento: la compra, la ropa, los muebles, los juguetes… Y esto los niños lo ven.

¿Por qué no pintarlo como un juego en el que toda la familia participa? Tras desinfectar sus cosas previamente podemos animarle a ordenar su cuarto o a ayudarnos a recolocar otros elementos de la casa. Incluso podemos convertirlo en una competición de a ver quién acaba antes o lo deja más ordenado.

Estos son los 6 hábitos de higiene para niños que te recomendamos desde Stop al Virus para poner en práctica durante esta cuarentena. Esperamos que lo estés pasando bien con tus pequeños y recuerda que también están siendo momentos duros para ellos, así que si lo necesitas aquí te dejamos consejos para el apoyo emocional de niños y niñas durante esta epidemia de COVID-19.